Conociendo un poco de Bizkaia, su geografía y algunos lugares de interés

Bizkaia

Vamos a conocer un poco de Bizkaia

Bizkaia es parte integrante del País Vasco y es el territorio histórico más occidental de Euskadi, situada al norte de España y la Península Ibérica, forma parte de la Comunidad Autónoma Vasca, junto con Gipuzkoa y Alava.

Un poco de datos geográficos

La capital del territorio histórico de Bizkaia es la villa de Bilbao. Esta villa o ciudad (el título que tiene es el de villa), es la más dénsamente poblada del País Vasco, está situada a 19 metros sobre el nivel del mar al final del estrecho valle del río Nervión. Bilbao se encuentra en el punto donde el río se convierte en un estuario o ría y su ubicación en el banco de arena resultante ha dado lugar a una concentración de personas a lo largo de la conocida Ría Nervión, aguas abajo al Abra, donde se une al mar, y hacia el interior hasta Galdakao, este area metropolitana es conocida como Gran Bilbao.

La superficie de Bizkaia es de 2.217 Km2 siendo la de Bilbao: 41.25 km², su población es de 1.141.407 habitantes siendo la densidad de población de 513 hab / km².

El clima vizcaino

Su clima oceánico está afectado por la cálida corriente del Golfo y esto hace que Bizkaia sea una zona templada, con temperaturas suaves y lluvias regulares a lo largo del año, aunque hay menos en verano y otoño. La temperatura media es de 14º C y rara vez cae por debajo de 0º C.

Bizkaia es una región montañosa con pequeños valles y colinas, a través de la cual se dan profundos y cortos ríos como el río Nervión, el Artibai, el Oca o el Ibaizabal. Estos valles dan a las diferentes regiones su personalidad y tradiciones arraigadas que en muchos casos han sobrevivido hasta el presente.
La costa vizcaina consta de 150 kilómetros de Bizkaia presenta una sucesión de paisajes vertiginosos, como el de San Juan de Gaztelugatze, promontorios, estuarios y pequeñas bahías, y pueblos y aldeas agradablemente acogedores dispuestos a ofrecer lo mejor de su cultura, gastronomía y patrimonio arquitectónico al viajero curioso.

Un poco de Historia

Desde que recibió sus fueros, a principios del siglo XIV, Bilbao ha tenido una intensa relación amor-odio con el territorio del que es hoy capital. Su propia legislación y su poderosa economía, que la convirtieron en la cabeza virtual del territorio de Bizkaia, fueron las principales razones por las que otros vizcaínos se mostraron cautelosos con respecto a esa ciudad próspera y a sus habitantes. Las mismas razones convirtieron a Bilbao en el motor de la economía vizcaína y de todo el País Vasco y tambíen siendo una de las mayores zonas industriales españolas. El desarrollo económico, que originalmente se basaba sólo en el comercio pero después también en la industria, lo ha convertido en una ciudad próspera y desarrollada.

La fundación de Bilbao

data-full-width-responsive="true">

Los habitantes de Bilbao, como los de otros pueblos de Bizkaia, recibieron un impulso importante que favoreció este desarrollo el 15 de junio de 1300. Ese día el Señor de Bizkaia les dotó de una «Carta Foral» que favorecía a los habitantes de Bilbao con legislación especial para la realización de actividades empresariales, en particular, las relacionadas con el comercio. Lo que fue un incentivo para el crecimiento de Bilbao también tendría consecuencias políticas, ya que significaba que, tras su «fundación», dentro del señorio de Vizcaya habría dos tipos de legislación con diferentes fuentes de legitimación. Por un lado, la legislación tradicional de Bizkaia, basada en las costumbres, que hasta ahora era común en todo el territorio. Por otra parte, la legislación particular del Señor de Vizcaya para las ciudades que había fundado, y se basó en sus deseos más que en las costumbres. A finales del siglo XIV, el título «Señores de Bizcaya» sería heredado permanentemente por los reyes y reinas de Castilla y posteriormente del reino de España,

Bueno vamos a dejar a Bilbao a parte de momento y vamos a ver un poco lo que podemos hacer en el resto de Vizcaya.

Qué ver en Bizkaia, museos y rincones con encanto

La ruta costera

Y vamos a empezar por la costa vizcaina. La ruta costera de Bizkaia comienza en Zierbena, su punto más occidental, y termina en Ondarroa, al este. Punto de ciudades agradables, ofrece itinerarios sorprendentes que tienen la misión de informar y entretener al viajero.

Bañado por la bahía de Bizkaia, es una costa accidentada e irregular, con hermosos acantilados y un mar salvaje, donde una puesta de sol es un espectáculo en sí mismo.

Este viaje intenso y fascinante a lo largo de la costa de Bizkaia es especialmente interesante para aquellos que están en una corta visita a esta tierra del norte. Su visita comienza en la ciudad de Zierbena, un puerto muy conocido por sus restaurantes de mariscos.

Puente Colgante de Portugalete

Puente Colgante de Portugalete

Un lugar que ningún visitante a Bizkaia se puede perder es el Puente colgante de Portugalete, patrimonio de la Humanidad, en una ruta que le lleva a Getxo, una ciudad que combina una muestra interesante de la arquitectura burguesa típica de principios del siglo XIX con la posibilidad de paseos a lo largo del paseo marítimo que conduce al pintoresco antiguo puerto pesquero de Algorta.

Siguiendo la línea de costa por Uribe Kosta, se recomienda que el viajero se detenga en Plentzia, para visitar su barrio medieval, y pasear por el estuario del río hasta la playa. Digno de mención especial son los excelentes restaurantes y bares.

Y también al lado mismo de Plentzia vale la pena visitar Gorliz por su iglesia de la Inmaculada Concepción situada en el centro de la ciudad; El faro situado frente a la isla de Billano, y las ruinas del fuerte de Azkorriaga.

 

En Gatika, un entorno natural ideal, se encuentra el famoso castillo de Butrón.

Castillo de Butrón

La ruta sigue a Bakio desde donde se puede distinguir poco a poco San Juan de Gaztelugatxe, un lugar espectacular, a 80 metros sobre el mar.

San Juan de Gaztelugatxe

El acceso es por una estrecha franja de tierra que también se suma a la belleza singular del afloramiento, insuperable en el País Vasco.

El primer día en esta ruta costera el visitante llega a su fin en Bermeo, un pueblo con una importantísima tradición marítima, ahora es el puerto pesquero más importante del Golfo de Vizcaya.

Bermeo, puerto

Más adelante es obligatorio visitar Mundaka, ver el casco antiguo y disfrutar de las vistas que ofrecen los diferentes balcones del municipio, el estuario, el cabo de Ogoño y la isla de Izaro. A orillas del estuario de Mundaka se encuentra la ciudad de Busturia con su iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción.

Los que visitan Bizkaia no pueden irse sin ver Gernika-Lumo, la capital histórica. Aquí se encuentran los símbolos más representativos del territorio: el Árbol de Gernika y la Casa de la Asamblea. Muy cerca está el Parque de los Pueblos de Europa; Y, a su lado, el Palacio Alegría, que alberga el Museo de Euskal Herria.

Más adelante, se encuentra Elantxobe con su singular pequeño puerto pesquero. Es una ciudad pintoresca donde los edificios edificados en estrechas calles inclinadas dan a un pequeño puerto emparedado entre montañas.

El mar acompaña al viajero en su camino a Lekeitio, un pueblo medieval digno de una parada para visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el colegio de la Compañía de Jesús y la mansión Uriarte, el convento del estilo renacentista de Santo Domingo, la torre Turpin y Las mansiones Uribarria, Oxangoiti y Torrezabal.

Este itinerario costero termina en Ondarroa, un histórico puerto pesquero ubicado en el último meandro del río Artibai. Muy recomendable es un paseo en su casco antiguo que está lleno de típicas casas de pescadores que conservan su diseño medieval; Una parada en las Torres de Likona, Etxeandia así como Zubizarra es igualmente de interés.

La ruta interior

Aquellos que visiten el interior de Bizkaia tienen la oportunidad de sumergirse en la excelencia de la naturaleza vizcaína, donde seguramente disfrutarán de su hermoso paisaje y parques naturales.
Los pueblos del interior, en su mayoría, poseen una riqueza patrimonial histórica y arqueológica, perceptible en las numerosas fincas, monumentos megalíticos, ermitas, mansiones, casas de la torre, etc. Este itinerario comienza en Las Encartaciones, la región más occidental de Bizkaia , y poseedor de un importante patrimonio histórico, como pueden verse en sus monumentos, pinturas rupestres, dólmenes, casas de torre, mansiones, etc.

Ubicado en un amplio e idílico valle entre montañas, es un área naturalmente salvaje con un gran número de cuevas, entre las que se encuentra la impresionante cueva de Pozalagua. Es interesante ver las casas de la torre y las mansiones nobles que se encuentran en el municipio desde el siglo XV.

En el capital de las Encartaciones, Balmaseda, se debe visitar su emblemático Puente Viejo, del siglo XII. De gran interés arquitectónico es el centro de la ciudad, al igual que el casco antiguo, con sus casas señoriales elegantes. Otros edificios de interés son la iglesia de San Severino y la casa de la mansión Buriel, con su biblioteca y excelente interior.

En las orillas del río Cadagua, en el valle de Salcedo, se encuentra el pueblo de Zalla, durante muchos años una ruta comercial entre Castilla y la costa. Allí destaca la iglesia parroquial de San Miguel y la Torre Murga.

Una vez en la región de Arratia-Nervión, Dima nos ofrece una espléndida vista de la sorprendente cresta de los picos que surgen en la continuación de la cordillera de piedra caliza de Duranguesado.
Está en la frontera entre Bizkaia y Araba, donde se encuentra el Parque Natural Gorbeia. Es un entorno natural único: una sucesión de montañas, senderos, bosques, prados, ríos y arroyos.

Gorbea

Situado a orillas del río Altube y rodeado de montañas, Orozko ofrece la torre de la casa de Aranguren, el convento de la Misericordia de Ibarra, la iglesia de San Pedro en Murueta y el Ayuntamiento. Además, se puede visitar el Museo del Pastor, inaugurado por la gran tradición ovejera de la zona, cuyos orígenes se remontan al período neolítico.

En la parte más alta del valle del Nervión, Orduña es un enclave vizcaíno en el territorio de Araba. Se recomienda visitar su casco antiguo y ver edificios tan hermosos como la Aduana, el Ayuntamiento, la iglesia jesuita y el colegio y la iglesia de Santa María. Una excursión a la cima de la Roca de Orduña, con su monumento a la Virgen María observando todo el valle, proporciona una magnífica vista.

El municipio de Berriz está situado en el noreste de la región y cuenta con importantes ejemplos de arquitectura religiosa como la iglesia parroquial de San Juan Evangelista de Berriz, el Santuario de Andikona y las doce ermitas que aún sobreviven.

No muy lejos de aquí está la ciudad de Elorrio, con el conjunto de su casco antiguo catalogado como Monumento Artístico. Vale la pena dar un paseo por la plaza del Ayuntamiento y visitar la iglesia de la Inmaculada Concepción, así como el convento de Santa Ana que alberga un museo dedicado a San Valentín de Berriochoa, nacido en la ciudad y patrón de Bizkaia. También en Elorrio es importante visitar el antiguo cementerio cristiano de Argiñeta, un sitio hermoso y misterioso que contiene unas veinte tumbas de piedra que datan del siglo XI y varias estelas paganas.

La ruta le llevará en dirección a Durango, la capital de la región del Duranguesado. De interés es la parte antigua de la ciudad que conserva su planta medieval y tiene muchos lugares hermosos. Una de ellas es que junto a la iglesia de Santa Ana y la Puerta del mismo nombre, los últimos vestigios de la muralla que una vez rodearon el casco antiguo.

Tambíen en esa región es de interés la villa de Amorebieta-Etxano. Aparte de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, cuenta con dieciocho ermitas. También vale la pena mencionar la arquitectura civil de Amorebieta, en particular la apreciable en la Casa Mansión Cancelada, en la Casa Harrison o en la Casa Canuto Basterra, por mencionar sólo algunos.

Bizkaia

Playa en Sopelana

Y la verdad es que esto es un resumen porque no hay más sitio y nos quedan sitios hermosos de la provincia como Sopelana, la margen izquierda y muchos más que iremos viendo a lo largo de la web.

Qué hacer en Bizkaia

Lugares de interés en Bizkaia.

La naturaleza y el hombre se han empeñado en crear belleza de una forma armoniosa en Bizkaia.

    1. BALMASEDA Casco Antiguo de Balmaseda Conserva la estructura medieval que formaban sus barrios gremiales, los que aún se perciben. En ese su corazón histórico se destacan viejos palacios y casonas en torno a un puente del siglo XIII.
    2. BALMASEDA Boinas La Enkartada Tras un largo y complejo proceso de restauración, la antigua fábrica de boinas La Encartada de Balmaseda ha abierto, de nuevo, sus puertas convertida , esta vez, en museo industrial y cultural.
    3. CARRANZA Cuevas de Pozalagua Descubierta de forma accidental en 1957, la cueva de Pozalagua es única en el mundo por su gran concentración de estalactitas excéntricas las cuales se entrelazan en todas las direcciones creando un conjunto de singular belleza.
    4. BALMASEDA Centro de Interpretación de La Pasión Viviente Situado en el convento de Santa Clara, alberga diferentes aspectos del Via Crucis Viviente: vestimentas, pasos, objetos, imágenes y sonidos pertenecientes a la Representación.
    5. MUSKIZ La Ferrería del Pobal En Muskiz, corazón de la zona minera, se encuentra la ferrería de El Pobal, un taller artesanal en el que se trabajaba el mineral de hierro para convertirlo en metal y elaborar infinidad de objetos.
    6. GALDAMES Museo Rolls & Royce de Torre Loizaga Una torre de defensa del siglo XIII alberga una magnífica colección de coches de lujo, sobre todo de la marca Roll Royce. Una colección en la que se muestra al detalle sus coches más significativos.
    7. LA ARBOLEDA Las Rutas del Hierro El funicular de la Reineta nos traslada al paraje minero de la Arboleda, un lugar donde el hombre ha transformado y retorcido el paisaje.
    8. GALLARTA Museo Minero de Gallarta Es el centro dedicado al estudio y difusión del conocimiento de la cultura y la historia de la minería del País Vasco y, especialmente, de la zona minera de Bizkaia.
    9. GALGAKAO Andra Mari Se erigió en el siglo XIII, sustituyendo a la antigua Iglesia de Santa Marina de Ganguren. Su estilo corresponde a una mixtura románico-gótica con elementos de reconstrucción renacentistas.
    10. ARTEA El Museo del Nacionalismo Ofrece un atractivo recorrido por el último siglo de la historia de Euskadi, desde la época de Sabino Arana hasta el Estatuto de Gernika, pasando por la guerra del 36, el franquismo y el exilio.
    11. DIMA El Molino de Zamakola Ubicado a escasos metros de las cuevas de Baltzola, pretende dar a conocer el ancestral oficio del molinero. Destaca por el perfecto estado de conservación de sus instalaciones, actualmente en uso.
    12. OROZKO La tradición del pastoreo Ubicado en la Casa Palacio Legorburu, del siglo XVIII, aborda tres grandes temas: el Patrimonio Histórico del Valle de Orozko, la Vida Tradicional en el Valle y los Pobladores de las Tierras Altas del Gorbeia.
    13. ARTEA Eco-museo del Caserío Vasco Representa mediante módulos, toda la historia del habitat, las costumbres y las formas de vida de los caseríos vascos y las aldeas rurales de Bizkaia hasta el siglo XIX.
    14. ARTEA San Miguel de Artea Construida en el s. XVI, destaca tanto por la calidad de su arquitectura popular como por el volumen escalonado de las construcciones que lo configuran. El arte de la carpintería lo convierte en un monumento singular.
    15. ARTEA San Miguel de Artea Construida en el s. XVI, destaca tanto por la calidad de su arquitectura popular como por el volumen escalonado de las construcciones que lo configuran. El arte de la carpintería lo convierte en un monumento singular.
    16. MUNGIA Izenaduba Basoa Parque temático sobre la mitología de Euskal Herria. Intenta difundir los mitos, tradiciones y costumbres vascas de manera lúdica en uno de los caseríos más antiguos de Bizkaia, Landetxo Goikoa (S. XVI). Es la casa del Olentzero.
    17. MARKINA-XEMEIN Ayuntamiento y palacios de Markina-Xemein Dentro de la villa amurallada, se hallan diversos palacios y casas torre de entre los siglos XVI y XVII.
    18. MARKINA-XEMEIN San Miguel de Arretxinaga Contiene en su interior tres grandes rocas de la Era Terciaria que se sujetan entre sí. Se podría pensar que este entorno habría sido lugar de culto pagano antes de la llegada del cristianismo al País Vasco.
    19. BOLIBAR Colegiata de Zenarruza Declarada Monumento Nacional de Euskadi, el conjunto comprende una iglesia gótico renacentista del siglo XV (destaca su retablo plateresco), un claustro del siglo XVI y distintas dependencias propias de la clausura
    20. BOLIBAR Museo Simón Bolivar Ubicado en Bolibar, lugar de los antepasados del “Libertador”, alberga colecciones sobre la vida de los vizcaínos en la Edad Media y de la trayectoria personal y política de Simón Bolívar, el gran lider emancipador de las Américas.
    21. DURANGO Conjunto Monumental Durango aún guarda la estructura medieval de sus calles. En ellas, junto a sus muestras arquitectónicas, podemos encontrar, entre otros monumentos, el Mikeldi (Prerromano) o la Cruz Kurutziaga (s.XV).
    22. ELORRIO Conjunto Monumental La Villa de Elorrio fue fundada en el siglo XIV y su casco antiguo es rico en palacios y casas blasonadas. Mucho, muchísimo patrimonio le da valor a Elorrio de Conjunto Histórico-Artístico de Euskadi.
    23. ELORRIO Argiñeta Conjunto funerario datado entre los siglos VII y IX, compuesto por una veintena de sepulcros y cinco estelas. Está situado frente a la ermita de San Adrián, en las afueras de Elorrio.
    24. DIMA Mitología vasca: Jentil Zubi y Baltzola Las leyendas mitológicas dan vida a la Cueva de Baltzola, un entorno apto para la espeleología y la escalada, y al puente de Jentilzubi, una puerta abierta a la magia y el misterio.

cosas que ver en Bizkaia

El interior vizcaíno, salpicado de valles y pequeñas montañas, esconde rincones de gran belleza.

Una desbordante y generosa naturaleza. La naturaleza ha sido pródiga con el territorio vizcaíno. Tanto es así que, a pesar de que la fuerte industrialización y el aumento de la población experimentados en los últimos cien años han modificado en parte el paisaje de este pueblo, aún dista mucho de convertirse en un territorio meramente industrial y urbano.

No hace falta alejarse mucho de los pueblos o ciudades para sentir la naturaleza en su estado más puro. Pequeñas y hermosas poblaciones con historia y arquitectura propia y sabor rural, alejadas y viejas ermitas, montes escarpados, bosques de árboles seculares, bucólicos campos, bellos rincones… no son un recuerdo de generaciones pasadas. Están al alcance de cualquiera que quiera perderse y, aunque solo sea por unos minutos, entrar a formar parte del paisaje.

En el interior, acurrucados al amparo de la sierra, se encuentran los verdes valles, bañados en mágica niebla; suaves colinas pobladas por bosques de pinos, hayas y robles; montañas de considerable altura y complicado alcance, picos accesibles y también montes de fácil acceso para los amantes de la naturaleza

Monte Gorbeia

El monte Gorbeia es la cumbre más alta del macizo montañoso del mismo nombre, situado a caballo entre las provincias de Araba y Bizkaia. Tiene una altura de 1.482 metros y su cima está coronada desde 1899 por una cruz metálica, de la que se han conocido diferentes versiones. La actual es de 17,23 metros de altura. Es un tradicional punto de referencia del montañismo vasco y corazón del Parque Natural del Gorbeia.

El parapente

Sin duda sobrevolar el territorio nos da una visión global y peculiar del paisaje y la naturaleza. Este medio de transporte está dirigido a los más intrépidos y a los amantes de nuevas sensaciones. Existen empresas especializadas que ofertan cursos de iniciación para los noveles.

El caserío

Sin duda se trata del gran protagonista del paisaje de Euskadi. Es el nombre que reciben las viviendas aisladas en el campo donde habita una familia dedicada a la explotación agraria y ganadera. Se concentran en planta rectangular, bajo una amplia cubierta a dos aguas con caballete perpendicular a la fachada, orientada al mediodía o al saliente. Son construcciones muy sólidas y están resueltas a base de piedra y madera.

Deporte rura, Herri Kirolak

Las distintas labores diarias del caserío se han convertido con el tiempo en un deporte donde demostrar la destreza y fuerza física de los competidores. Deportes como el corte de troncos, levantamiento de piedras, arrastre de piedra con bueyes, etc., son espectáculos que se pueden admirar, hoy en día, en muchas localidades del territorio.

Ferrerías

Antigua instalación siderúrgica en la que se transformaba el mineral de hierro en metal. Normalmente se construían al lado de los ríos ya que utilizaban la fuerza del agua para mover sus ingenios.

Flora y fauna

Sin duda uno de los mayores atractivos de la naturaleza y en concreto de la de Bizkaia, son su flora y su fauna autóctonas, que la hacen diferente al resto de biodiversidades y la dotan de su propia identidad.

Ori-baltzak

Pasteles típicos de Gernika a base de bizkotxo y rellenos de chocolate blanco y negro