Los mejores gimnasios para ponerte en forma en Bilbao y Bizkaia

Hacer ejercicio regularmente, todos los días si es posible, es lo más importante que puedes hacer por tu salud, según la Harvard Medical School. A corto plazo, el ejercicio ayuda a controlar el apetito, a mejorar el estado de ánimo y el sueño. A largo plazo, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes, demencia, depresión y muchos cánceres.

Son gimnasios en locales que disponen de todo tipo de maquinaria deportiva: aparatos, mancuernas, bicis estáticas y poleas, también disponen de actividades de entrenamiento grupales: spinning, trx, pilates, crossfit body pump y sesiones de abdominales.

En esta guía se encuentran únicamente aquellos gimnasios cuyas valoraciones han sido buenas o muy buenas tras recopilar miles de opiniones recogidas en la red.

Hemos realizado una lista con los mejores Gimnasios a los que puedes apuntarte en Bilbao y en municipios vecinos.

1. Gimnasio AltaFit Bilbao

Gimnasio AltaFit Bilbao

Calle José María Olavarri, 1, 48001 Bilbao

Sitio Web

data-full-width-responsive="true">

2. Basic-Fit Bilbao Zabalburu

Basic-Fit Bilbao Zabalburu

C/ Nicolas Alcorta 1, 48013 Bilbao

Llamar

Sitio Web

data-full-width-responsive="true">

3. Gimnasio Santutxu

Gimnasio Santutxu, tu gimnasio en Bilbao

Calle Sagarminaga, 4, 48004 Bilbao, Bizkaia

Llamar

Sitio Web


4. WAL CrossFit Deusto

WAL CrossFit Deusto

Calle Morgan, 2B, 48014 Bilbao

Llamar

Sitio Web


5. Élite Sport Bilbao

Élite Sport Bilbao

Carretera Bilbao-Galdakao 18, 2a Planta, 48004 Bilbao

Llamar

Sitio Web


6. Crossfit KiaKaha Uribe Kosta

Este está un poco más lejos de Bilbao, en Berango.

Llamar

Sitio Web

Razones para ir a un Gimnasio

  1. Tu cuerpo te lo agradecerá a la larga. Tu cuerpo puede sentirse dolorido y adolorido inmediatamente después del ejercicio, y probablemente tampoco se sentirá muy bien durante el entrenamiento. Pero fortalecer tu cuerpo es mantenerlo en forma para combatir las enfermedades y evitar que se vuelva flácido y débil. El ejercicio no sólo fortalece los músculos, sino también el corazón y los huesos, reduce la presión sanguínea y, por supuesto, reduce la grasa corporal.
  2. Te sentirás mejor. Es una buena sensación salir del gimnasio, al menos una sensación mucho mejor que entrar. Como Elle Woods mencionó, esta sensación de felicidad dura porque hace que tu cuerpo libere esos conocidos químicos felices: las endorfinas. Las endorfinas interactúan con los receptores de tu cerebro para reducir tu sensación de dolor, lo que resulta en una sensación eufórica y edificante. ¿Por qué tomar drogas o beber cuando tu cuerpo puede crear su propio brebaje químico de felicidad?
  3. Mejorará tu sueño. Muchos de nosotros damos vueltas y vueltas, y a veces el resultado es que se activan ayudas para dormir o medicamentos recetados con el fin de obtener una buena noche de sueño. El ejercicio, por otro lado, cansa al cuerpo de forma natural, sin recurrir a la difenhidramina o al Xanax. El resultado es un sueño más profundo y profundo. Caerás redondo sobre la almohada si has tenido un día completo con algo de ejercicio añadido en la jornada.
  4. Estarás menos estresado. A veces es estresante incluso ir al gimnasio. Definitivamente, puede ser un proceso que incluye ponerse la ropa de gimnasia, preparar el equipo de gimnasia (que puede ir desde una cerradura y unos auriculares hasta un aparato de levantamiento de pesas) y, por supuesto, llevar tu trasero al gimnasio, que puede ser unos minutos a pie o un viaje en autobús o tren. Para algunos individuos con sobrepeso, o los que son muy autocríticos, ir al gimnasio puede resultar estresante y embarazoso. Es difícil no compararse con los individuos más en forma que están a su alrededor. A pesar de todos estos factores, ir al gimnasio reduce el estrés. La superación de cualquier ansiedad por ser visto en el gimnasio o por no estar en forma se verá recompensada diez veces cuando empiece a sentirse más en forma, más feliz, más seguro y más a cargo de su salud como resultado. El estrés proviene en parte de tener tiempo en nuestras manos para dejar que nuestras mentes reboten de una preocupación a la siguiente, y también proviene de hábitos poco saludables que causan problemas físicos, como la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes. Ir al gimnasio le quitará el ímpetu físico al estrés y reducirá el tiempo que tiene para dejar que su mente deambule. A su vez, encontrarás una sensación de paz y felicidad.
  5. Le da un impulso a su autoestima. Si te has esforzado, cuando llegue la temporada de playa, podrás lucir el sexy bikini mientras que otros llevan el moo moo como en una tienda de campaña, y te sentirás muy bien por ello. Ir al gimnasio puede llevarte un paso más cerca de llevar ese par de vaqueros de hace dos años que has estado guardando con nostalgia. Sentirse bien con el aspecto que tienes no debe ser subestimado. La confianza está intrínsecamente conectada con tu aspecto, y tristemente, en este mundo de perro-come-perro, todos comparamos y juzgamos tanto las apariencias externas como las internas.

Hacer más ejercicio te ayudará a sentir que puedes enfrentarte al mundo un poco más, y hará brillar tu belleza interior y exterior.

Por favor puntua esta entrada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad