Cómo arreglar los pequeños desperfectos en las paredes lisas para después pintar Aún no hay votaciones.

Arregla los desperfectos de la pared antes de pintar

Antes de pintar cualquier superficie, debemos reparar los pequeños golpes en las paredes, los desconchados puntuales en la pintura rascada tras su saneamiento, los agujeros de pequeños tacos, chinchetas, grapas, etc… mediante la aplicación de un plaste o masilla.

Pasos a seguir,

  1. Si utilizamos un plaste o masilla en polvo, amasar el producto, mezclando 2 partes de producto por 1 de agua, buscando el punto idoneo de trabajo a base de nuevas adiciones de agua y reamasando.
  2. Este proceso de preparación no es necesario realizarlo si utilizamos una masilla al uso, ya que se presenta en el envase lista para poder ser utilizada.
  3. Aplicar con la espatula la masilla sobre el desperfecto que queremos reparar, evitando que queden bolsas de aire.
  4. Retirar el exceso de masilla con la espatula.
  5. Dejar secar.
  6. Lijar las partes enmasilladas para alisar bien con el resto de la superficie

Ventajas de este método

El acabado que se consigue en las paredes será de gran calidad si la preparación de las superficies que van a ser pintadas es óptima

Trucos

Es importante evitar la formación de bolsas de aire al aplicar la masilla, para ello es preferible aplicar en pocas cantidades, presionando debidamente sobre el desperfecto a cubrir.

Si no te atreves siempre puedes llamar a un profesional.

Por favor puntua esta entrada

Deja un comentario